Giropay es una forma de pago por transferencia bancaria muy popular en Alemania. Utiliza más de 1.500 bancos alemanes, lo que lo convierte en una forma de pago de confianza para los clientes alemanes.

Debido a que Giropay está desarrollado específicamente para el mercado alemán, solo sus clientes con una cuenta bancaria alemana podrán pagar con él. Si está pensando en enfocar (en parte) su negocio al mercado alemán, esta es un buena forma de pago que añadir.