Los tipos de cambio fluctúan constantemente. Esto hace que sea imposible determinar el tipo de cambio exacto que será aplicado a su pago. El modelo de fijación de precios de Mollie procura eliminar estos riesgos de conversión de monedas.

Cuando es solicitado un pago en moneda extranjera, el sistema comunica inmediatamente la cantidad de la liquidación en euros. Las posibles fluctuaciones de los tipos de cambio y los riesgos que surjan después de este momento, serán cubiertos por nosotros. De esa forma siempre tiene el control y nunca tendrá que encontrarse con sorpresas desagradables.

Mollie tiene una tasa de compra con un margen de beneficio del 2%. A través de este margen de beneficio podemos garantizar una cantidad de liquidación fija y un rápido abono. Los costes de transacción habituales para la forma de pago siempre son calculados sobre esta cantidad de liquidación en euros.

 

Reembolsando un pago Multicurrency

Cuando un pago Multicurrency es reembolsado, la cantidad liquidada que recibió en euros tiene que ser convertida nuevamente a la moneda original. Esto significa que los tipos de cambio fluctuantes y las tarifas de conversión, influirán en la cantidad a ser liquidada en un reembolso.