De acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), hay ciertas situaciones en las que las partes están obligadas a realizar un acuerdo de procesamiento de datos. Sin embargo, esta situación solo ocurre cuando estas partes procesan los datos por instrucción de otra parte.

Mollie es de la opinión que el procesamiento de datos en el contexto del contrato con nuestros comerciantes no se encuentra bajo este requisito. Cuando se trata del procesamiento de datos, Mollie y el comerciante no están actuando según la instrucción del otro.

Los datos que recibe Mollie se procesan bajo nuestra propia responsabilidad. Por lo tanto, Mollie no se considera un procesador, sino un controlador como se menciona en el GDPR. Este punto de vista también es explicado en nuestra Declaración de Privacidad en el inciso 9, que usted puede leer aquí.

Esto significa que usted es responsable del procesamiento seguro y correcto de los datos personales que usted recibe y debe redactar su propia Declaración de Privacidad. Por lo tanto, no es necesario realizar un acuerdo de procesamiento de datos con Mollie.

Si desea leer más sobre la posición del controlador y el procesador, por favor contáctese con su autoridad nacional de privacidad para obtener información adicional.