Nuestra API está diseñada de tal manera que con cada mensaje que le enviamos, debe llamar a la API de Mollie para comprobar si algo realmente ha cambiado. Esto significa que no tiene sentido consultar la dirección IP para decidir si la solicitud es real o no.

Estas solicitudes se originarán en direcciones IP 87.233.229.26, 87.233.229.27, 35.204.34.167 y 35.204.72.248. Sin embargo, queremos seriamente impedir el uso de esta información para controlar cualquier lógica.