A partir del 1 de marzo de 2016, hemos bajado nuestros precios para varios tipos de pago, incluida la tarjeta de crédito. La reducción se aplica a la mayor parte de las transacciones de tarjetas de crédito que procesamos. Donde antes aplicábamos una tasa fija a todas las transacciones con tarjeta de crédito, ahora distinguimos entre dos tipos de transacciones:

  • Transacciones originadas dentro de la UE con tarjetas de crédito de consumidores (de propiedad privada)
  • Transacciones originadas fuera de la UE y tarjetas de crédito comerciales

Las tasas son las siguientes:

Tipo de transacción con tarjeta de crédito Tasa por transacción
Tarjeta de consumidor dentro de la UE 1,8% + €0,25
Tarjeta comercial dentro o fuera de la UE 2,8% + €0,25

Al igual que con todos nuestros tipos de pago, los costos son cargados en el momento en que abonamos el saldo remanente. En ese momento, evaluamos qué tipo de tarjeta de crédito usaron los consumidores, por lo que podemos calcular los costos de transacción. Los costos son deducidos del abono.

Existe la posibilidad de que los productos o servicios que usted vende estén categorizados como productos o servicios con mayor riesgo. En ese caso, es posible que le cobremos un cargo por riesgo adicional además de las tasas de la tarjeta de crédito. Algunos ejemplos son, productos con un tiempo de entrega muy largo o artículos de marcas populares y caros.