3D Secure es una medida de seguridad adicional y opcional para las transacciones con tarjeta de crédito. Cuando el titular de la tarjeta realiza un pago 3D Secure, no solo ingresa el número de la tarjeta sino también un código o contraseña. Esto puede evitar transacciones fraudulentas (transacciones realizadas con una tarjeta robada). Al pagar con Mollie, un consumidor que tenga una tarjeta con un código 3D Secure generalmente estará obligado a ingresarlo.

Usted puede decidir aceptar exclusivamente pagos 3D Secure. Elegimos no activar automáticamente esta opción en su cuenta porque podría reducir la conversión. Si este es realmente el caso depende completamente de su grupo objetivo y de los países en los que se enfoca. La mayoría de las tarjetas de crédito emitidas en países europeos tienen un código 3D Secure. Sin embargo, los consumidores de fuera de Europa suelen tener tarjetas de crédito antiguas que carecen de esta característica de seguridad adicional.

¿Desea recibir solo pagos 3D Secure? Entonces envíanos un correo electrónico solicitando que activemos 3D Secure.