En Mollie, usted no paga ningún costo mensual, costos de registro u otros costos fijos por aceptar tarjetas de crédito. Usted solo paga los costos por transacción.

En nuestras tarifas para pagos con tarjeta de crédito, distinguimos entre transacciones dentro y fuera de Europa. Además, hay tarjetas de crédito privadas y empresariales. Las transacciones a través de tarjetas de crédito europeas son más económicas que las transacciones realizadas con tarjetas de crédito emitidas fuera de Europa. Además, las transacciones a través de tarjetas de crédito privadas son más económicas que aquellas a través de tarjetas empresariales.

Esto se reduce a las siguientes tarifas:

€ 0,25 + 1,8%

Tarjetas europeas, tarjetas particulares

€ 0,25 + 2,8%

Tarjetas no europeas, tarjetas empresariales y American Express

Como puede ver en el cronograma, la tasa más alta también se cobra por los pagos a través de American Express. Y, sin embargo, nuestra tasa es altamente competitiva: es incluso la tasa más competitiva del mercado. Además de American Express, también procesamos transacciones a través de Visa, Mastercard y Maestro, pero también a través de Carte Bancaire y V PAY.

Al igual que con todos nuestros tipos de pago, los costos son cobrados en el momento en que abonamos el saldo remanente. En ese momento, determinamos qué tipo de tarjeta de crédito usaron los consumidores, y luego podemos calcular los costos de transacción. Los costos son entonces deducidos del abono.

Existe la posibilidad de que los productos o servicios que usted vende estén categorizados como productos o servicios con mayor riesgo. En ese caso, es posible que le cobremos un cargo adicional por riesgo, además de las tasas de la tarjeta de crédito. Algunos ejemplos son, productos con un tiempo de entrega muy largo o artículos de marcas populares y caros.

Por favor tome nota: Desafortunadamente, no es posible configurar su cuenta para que solo acepte transacciones con la tarifa más baja. Por otro lado, el número de transacciones frente a la tasa más alta seguirá siendo limitado si se centra en los consumidores europeos.